Desplegando aplicaciones con confianza

Con la nube la opciones se han multiplicado, pero también la complejidad. Garantizar que cada aplicación funcione sin problemas en todos los entornos es una gran tarea. Necesita escalar, necesita seguridad constante, automatizar y simplificar las operaciones para hacerlo todo más rápido. Debe mover aplicaciones libremente entre nubes con servicios consistentes. Necesita libertad para entregar cualquier aplicación, en cualquier lugar con confianza.