CIERRE LA PUERTA A LA PÉRDIDA DE DATOS

El enfoque hacia la seguridad debe cambiar de forma radical, ya que las aplicaciones, los servicios y los datos de todas partes se ejecutan en multitud de plataformas y se utilizan desde un sinfín de dispositivos.
Mediante el área de trabajo digital, las organizaciones pueden virtualizar aplicaciones o escritorios completos e implementarlos automáticamente en la cloud o en la infraestructura local. Los usuarios pueden acceder a ellos desde cualquier dispositivo.