No permita que sus preocupaciones sobre el almacenamiento de VDI le quiten el sueño

La movilidad empresarial se ha convertido en una fuerza irresistible para la productividad. Cuando las organizaciones desean ofrecer más movilidad a sus empleados, cada vez es más habitual que adopten la virtualización de los escritorios y las aplicaciones, con lo que sus áreas de trabajo pasan de ser entornos físicos a virtuales. Sin embargo, las ventajas de una infraestructura de escritorios virtuales (VDI) también traen consigo el problema que supone gestionar el almacenamiento compartido para miles, o incluso decenas de miles, de usuarios.