La empresa individual

Al igual que sucedió con Internet en su momento, las redes móviles –y los dispositivos que las
utilizan- están cambiando radicalmente la forma en que interactuamos con el mundo. Todo,
desde cómo compramos y vendemos bienes y servicios, hasta cómo educamos a nuestros
estudiantes y cómo nos entretenemos, está migrando a plataformas móviles a una velocidad
impresionante. Y al igual que sucedió con Internet, muchas empresas están subestimando
profundamente el impacto total y duradero de esta revolución.