Cómo el Malware y los ataques dirigidos se infiltran en su Data Center

Los ataques dirigidos avanzados (APTs) son más enfocados y persistentes que nunca y continúan incrementando su sofisticación. Esta nueva generación de amenazas es multifase y se organiza expresamente para eludir el perímetro de seguridad, por lo que a menudo se dirige a las personas como punto de entrada. Sólo se necesita un usuario afectado para que los atacantes se infiltren en su red corporativa y tengan acceso completo a todos los datos de su empresa. Al final, su organización es tan segura como el eslabón más débil: el empleado confiado.