Cinco mejores prácticas para la protección contra amenazas avanzadas

Las amenazas avanzadas, como los exploits de día cero y el malware personalizado, van en aumento. En la actualidad, las organizaciones de todos los tamaños están en el punto de mira de los cibercriminales, quienes buscan, encuentran y explotan constantemente vulnerabilidades de software. Su objetivo es acceder a las redes, a los sistemas y a los datos, a menudo causando daños graves en cuestión de minutos.