Banca digital más inteligente con big data

Años después de la crisis global financiera de 2007, los bancos
siguen luchando para volver a obtener márgenes de rentabilidad
anteriores a la crisis. La combinación de unos tipos de interés
extremadamente bajos, una inestabilidad continua en los mercados
financieros, una regulación más estricta y unos activos de menor
rendimiento está repercutiendo en los ingresos brutos y los
resultados netos. Para mejorar la rentabilidad, muchos bancos
aspiran a ampliar la propuesta de valor que ofrecen a sus clientes.Con la aparición de la tecnología big data, los bancos entienden mejor a
sus clientes y predicen sus necesidades analizando toda la
información disponible.